Románico Rural

El románico rural de Guadalajara constituye un conjunto arquitectónico románico, fundamentalmente de iglesias y ermitas, que se asienta en toda la provincia de Guadalajara. Destacan fundamentalmente los erigidos en varios pueblos de la Sierra de Pela, en el norte de la provincia, de los cuales algunos de sus ejemplares fueron declarados bien de Interes Cultural en 1965 y que conforman los ejemplos más visibles y abundantes del románico rural de Guadalajara. Si bien, en menor medida, en el resto de la provincia también aparecen ejemplos del románico rural, menos cuanto más al sur, pero con características similares a los de la sierra de Pela

En Albendiego se encuentra uno de los más destacados ejemplos del románico rural. La Ermita de Santa Coloma, con un aspecto similar al de una iglesia, posee un complejo abside dividido en tres tramos separados por una triple columna cada uno y con los testeros, y en cada cual se abre un ventanal abocinado en arco de medio punto y decorado con celosias de piedra de raíz mudejar, tres en dos de ellos y cuatro en el derecho, algo excepcional y único en el románico.

Iglesia Albendiego

Iglesia Albendiego

http://es.wikipedia.org/wiki/Rom%C3%A1nico_rural_de_Guadalajara